lunes, 20 de mayo de 2013

Luces que se apagan.






Luces que se apagan para ya no volverse a encender. Nada volverá a ser lo mismo sin ellas. Se llevan su esencia y su presencia, pero nos dejan recuerdos, recuerdos que nos hacen sonreír ante ellos, aunque también entristecernos ante su ausencia. Y dolor… si, dolor por perder a esas personas que ya no volveremos a ver, sentir, escuchar, abrazar… Dicha perdida cada uno la enfrenta de maneras muy diferentes pero todas válidas, el duelo ante personas que hemos querido y queremos. Pilares de familias enteras que al esfumarse cuesta mantenerlas en pie, pero en estos momentos hay que ayudarse entre todos y mantenerse más unidos que nunca para levantarse, sacar fuerzas y seguir adelante. Por supuesto llevando con nosotros el recuerdo de esa luz cuando brillaba en su mayor esplendor.

 

Apenas te has ido y ya te echamos de menos

 

Te queremos abuela

Mª José Fajardo León

Es la primera vez, que ponemos un texto de nuestra hija Mª José en nuestro Blog. Bonitas palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada